10.3.2022

La donación de sangre y su estrecha relación con el cuidado del planeta

Escrito por Laura María Rodríguez Uribe, Joven Líder de la Carta de la Tierra

Para algunas personas no sería tan evidente pensar que existe un vínculo directo entre la acción de donar sangre y cuidar el planeta, sin embargo, mi intención con este escrito es hacer visible los puntos de conexión entre estas dos causas nobles y su relevancia para respetar y mantener cualquier forma de vida en este planeta.

Quiero además compartir una iniciativa que he creado junto con mi hermana con el propósito de promover la vida en nuestro país, Colombia, a través de la educación sobre la donación de sangre; pero de este proyecto hablare más adelante.

Desde mi entendimiento y experiencia he creado la siguiente definición que podría aplicar para estas dos acciones. Aquí va:  es el compromiso constante de reconocernos en el otro y nuestro entorno, entendiendo la conexión genuina que existe entre seres humanos y el planeta en el que habitamos. A partir de mi propia interpretación he identificado cinco aspectos para comprender la transcendencia de donar sangre y cuidar el planeta. Seguramente, podrán ser adicionados más, pero estos, por ahora, son los que considero claves en este primer acercamiento.

  • Todos estamos conectados: pensar que somos seres autónomos e independientes nos separa de la realidad en donde todas las acciones y decisiones que tomamos tienen una consecuencia directa en nuestro contexto. Podría ser más sencillo enlistar las diferencias que nos dividen como seres humanos, pero son las similitudes las que nos permiten convivir y sentir empatía por los demás. En la sangre podemos encontrar un elemento común y fundamental para la vida de cualquier persona, no importa su lugar de origen, su orientación sexual o religión, somos una misma especie que comparte una misma estructura interna. Por otra parte, Cuidar el planeta no es solo un asunto de personas queriendo salvarlo, sino de seres humanos que entienden que sus sistemas sociales y económicos y hasta su bienestar personal dependen y no serían posible sin un planeta sano y en equilibrio.
  • Sistemas perfectos: Es innegable reconocer que el cuerpo humano y la biosfera (medio ambiente) son sistemas complejos, interconectados y fascinantes, que han sido objeto de innumerables estudios y artículos que buscan comprender y dar cuenta de todas las dinámicas que los componen. La tierra es abundante pero finita y esta ha permitido el desarrollo y crecimiento de la comunidad humana durante años. Hasta el momento no se ha encontrado un lugar mejor y más óptimo para vivir. ¡Si! no tenemos un planeta B.

    Así como el planeta, el cuerpo humano se constituye de diversos componentes y me quedaría corta si intentara referirlos todos. Sin embargo, hay uno vital que permite una correcta distribución de nutrientes y oxígeno a lo largo del organismo y que se puede regenerar en tan solo unos días, la sangre!. Esta, aún no se puede producir “industrialmente” y su disponibilidad depende de la solidaridad de nosotros mismos como principal y única fuente.  En promedio una donación puede ayudar a salvar tres vidas (Cruz Roja Colombia).
  • Colaboración colectiva: es urgente seguir preservando la vida en el planeta  y reconociendo que es necesario hacer una transición a un estilo de vida sostenible en el tiempo y en donde las oportunidades de disfrute de los recursos que tienen las generaciones actuales no sean limitadas para las futuras. Así como cualquier ser humano tiene derecho a usar los recursos necesarios para su supervivencia en este planeta es un deber ético garantizar la estabilidad y balance de estos. La donación de sangre funciona de forma parecida, el derecho de ser transfundidos es indiscutible y es una prioridad a la hora de mantener la vida de una persona que por diversas circunstancias requiere algún componente sanguíneo; el deber es de nosotros de comprometernos en abastecer de manera segura y constante las reservas de este recurso que se requiere todos los días.
  • Dejar huella: ¿Qué tipo de huella te gustaría dejar? Nuestro paso en este planeta genera varios impactos, pero es nuestra elección decidir cuales podemos controlar y que relación queremos construir con nuestro ambiente y círculos sociales. Somos parte de un mismo sistema del cual no somos dueños, pues entender que pertenecemos a la tierra nos lleva a cuestionarnos y reaprender nuevos hábitos y renunciar a comodidades superficiales que están afectando nuestro futuro. Parte de dejar huella es liderar con el ejemplo no solo generando espacios de conversación alrededor de la importancia de cuidar el planeta sino de promover acciones voluntarias y de beneficio común como lo es la donación de sangre.
  • Protección y cuidado: Las acciones de donar sangre y cuidar el planeta están ligadas directamente al amor propio. Cuando abrazas estas dos causas estas protegiendo tu salud y bienestar. Desarrollar un criterio de consumo local y tomar decisiones responsables en cuanto a los productos de uso diario, los alimentos que comemos o la correcta disposición de nuestros residuos fortalecen nuestra relación y responsabilidad con la tierra. Así mismo y de acuerdo con la Cruz Roja Colombiana donar sangre trae diversas ventajas para el ser humano pues disminuye el riesgo a sufrir un ataque al corazón o algún accidente cerebrovascular y mejora el proceso de circulación de la sangre permitiendo la regeneración y oxigenación de los tejidos del cuerpo. Además, puede ser una forma de revisar que nuestro estado de salud no presenta irregularidades, puesto que si la sangre está en condiciones óptimas esta será usada para el proceso de transfusión.  

Donar sangre y cuidar el planeta comparten el mismo sentimiento de amor a la vida…  la vida humana y de cualquier ser vivo.  Se requieren altas dosis de solidaridad, compasión y gratitud.

Entendiendo que la empatía puede ser una fuente de creatividad y que puede estar al servicio de otros, decidimos junto con mi hermana y a raíz de una situación familiar crear una comunidad con el fin de hacer visible la importancia de la donación de sangre y desmitificar los prejuicios y mitos heredados que existen alrededor de este tema. Nuestros grandes aprendizajes durante este proceso han sido rectificar cuán importante es la colectividad para hacer viral un movimiento como este y la necesidad de crear, construir en equipo y en sinergia con diferentes actores involucrados.   Colombia Dona Sangre comenzó en diciembre de 2020 y es una iniciativa que proyectamos crecerá tanto como los pacientes lo necesiten.
Nos pueden encontrar en redes sociales en @col_donasangre. Los invito a unirse a esta iniciativa y a donar sangre en la ciudad en la que se encuentren leyendo este escrito.

*Este texto ha sido escrito con base al contexto colombiano, en donde la donación de sangre es anónima y voluntaria y en donde cualquier ciudadano tiene el derecho de ser transfundido.

Fuentes: https://www.cruzrojacolombiana.org/banco-de-sangre/dona-sangre/

A Laura le apasiona la sostenibilidad, el impacto social, la educación y el análisis de datos. Es una mujer proactiva y entusiasta. Tiene estudios universitarios en Gestión Hotelera y Turística en Bogotá y ha liderado proyectos como el primer Congreso de Jóvenes Líderes Turísticos que fue un evento patrocinado por Fontur (Fondo Nacional de Turismo de Colombia). Además de esto, ha trabajado como voluntaria social en Brasil y Colombia, promoviendo la educación ambiental. Hoy en día, es una Líder Joven de la Carta de la Tierra donde facilita sesiones educativas sobre desarrollo sostenible, liderazgo y ética. Ella está firmemente comprometida con cambiar sus hábitos para reducir su huella ambiental y ser una creadora de cambios en su país.

Conoce más sobre el programa de jóvenes de la Carta de la Tierra aquí.

¡Laura María cofacilitará el curso en línea para jóvenes, Liderazgo, Sostenibilidad y Ética, a partir del 9 de mayo!