JLCT Karen Proa y su experiencia en la PreCOP25

Mi nombre es Ana Karen Proa Rebolledo y soy una Joven Líder de la Carta de la Tierra de origen mexicano, pero residiendo en Costa Rica actualmente. Sin importar dónde me encuentre, me considero una ciudadana del mundo. No existen fronteras para tomar acción y tratar de dejar el mundo mejor de cómo lo encontré.

Karen LCOYEste año tuve el honor de asistir y participar en la Conferencia Local de Juventud de Costa Rica “Juventudes y Cambio Climático” representando a los Jóvenes Líderes de la Carta de la Tierra igual que Vanessa Fallas y Julián Arias Varela, quienes también participaron en los distintos foros que tuvieron lugar durante la PreCOP 25 y me gustaría compartir mi experiencia.

El 7 de Octubre de 2019 se llevó a cabo la Conferencia Local de Juventud en Costa Rica “Juventudes y Cambio Climático”. Este evento satélite se realizó en el marco de la PreCOP25, que es la reunión preparatoria a la Vigésimo Quinta Conferencia de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático a desarrollarse en Madrid, España en diciembre del presente año. Dicha reunión preparatoria tuvo lugar del 8 al 10 de octubre del mismo año en el Centro Nacional de Convenciones de Costa Rica.

La Conferencia “Juventudes y Cambio Climático” fue organizada por jóvenes que participan en la organización de la COY 15 (Conference of Youth) y Lacemos, con el apoyo de socios estratégicos como UNICEF, Pelagos, Youth Climate, Fridays For Future, América Solidaria, Ministerio de Juventud de Costa Rica y One Sea.

Los Jóvenes Líderes de la Carta de la Tierra también estuvimos presentes participando en las distintas mesas de trabajos, foros y diálogos que se realizaron resaltando siempre los valores de la Carta de la Tierra en cada opinión, sugerencia y propuesta.

Esta Conferencia fue la primera en su tipo en Costa Rica y reunió tanto a 86 personas entre  jóvenes de entre 18 a 30 años como a adolescentes que dedican su tiempo y trabajo a la acción climática, ya sea como voluntarios o voluntarias en alguna organización, desde el ámbito profesional o de manera independiente con proyectos en las distintas zonas del país fomentando el Desarrollo Sostenible y la conciencia sobre el cambio climático.

Participar en esta Conferencia fue una experiencia enriquecedora y motivadora. Tuvimos la oportunidad de conversar con jóvenes de diferentes provincias de Costa Rica que toman acción en el sector urbano, rural y/o pesqueros y provenientes también de algunas de las zonas indígenas del país, muchos de ellos con iniciativas maravillosas, adolescentes estudiantes aún, tanto de Costa Rica como de otros países como Chile y Guatemala.

El propósito de este foro previo a la PreCOP fue además de conocer de primera mano las perspectivas y experiencias de personas jóvenes de Costa Rica en torno al cambio climático, obtener una declaratoria escrita en conjunto en la que alzamos la voz exponiendo nuestras necesidades, compromisos y desafíos frente al cambio climático. Para esto durante todo un día trabajamos en distintas mesas de trabajo en las que se habló sobre distintos ejes.

Entre los ejes abordados durante las mesas de trabajo estuvieron:

  1. Derecho a la participación en decisiones y acciones climáticas.
  2. Políticas centradas en las personas jóvenes y adolescentes.
  3. Acciones basadas en la ciencia.
  4. Impactos sobre poblaciones vulnerables.
  5. Alianzas ante el cambio climático.

Yo estuve trabajando en el tema de “Impactos sobre las poblaciones vulnerables”, en la cual hablamos sobre las consecuencias del cambio climático en las poblaciones rurales, costeras, agrícolas, indígenas y urbanas. Discutimos sobre cómo la sociedad de estas debe adaptarse frente al cambio climático pero no siempre es posible, la mayor parte de los habitantes de estas poblaciones o comunidades se ven obligados y obligadas a migrar hacia otros lugares para sobrevivir o deben seguir viviendo en lugares sin seguridad alimentaria, sin empleo o sin saneamiento, afectando no solo su economía si no su calidad de vida en cuestión de salud.

Al haber jóvenes de comunidades indígenas se formó un diálogo bastante importante sobre cómo las comunidades indígenas sufren el mayor impacto ante el cambio climático y la mayoría de las veces sus derechos humanos son violentados por defender sus tierras de proyectos que dañan los suelos o la vegetación que los rodea. Algunos de ellos comentaron que muchos de los territorios indígenas estaban cerca de desaparecer debido al impacto del cambio climático y que esto pone en riesgo la posible desaparición de las tradiciones ancestrales.

Hablamos también de cómo en cuestiones de género las mujeres nos vemos más afectadas. Algunas mujeres líderes de proyectos de acción climática nos contaron sus experiencias y retos al ser mujeres que lideran un proyecto frente a una población mayoritariamente  masculina y como con muchos años de trabajo han logrado superar estos difíciles retos y cambiar la visión que se tiene acerca de las mujeres al frente de proyectos comunitarios.

Fue inspirador escuchar tantas experiencias distintas de jóvenes en acción climática pero fue aún más inspirador trabajar juntos y juntas definiendo los desafíos a los que las distintas comunidades en el mundo enfrentamos y tener la perspectiva de los jóvenes que experimentan a diario estos desafíos en distintas partes de Latinoamérica.

A continuación, comparto el resultado del productivo diálogo que se obtuvo en la mesa de trabajo “Impactos sobre poblaciones vulnerables” en la cual fui participe representando a los Jóvenes Líderes de La Carta de la Tierra.

Eje 4: Impactos sobre poblaciones vulnerables. Las personas jóvenes participantes observamos que:

  • Ante el cambio climático se dará un aumento en la afectación socioeconómica y ambiental hacia las poblaciones vulnerables como lo son las poblaciones costeras, indígenas, rurales, mujeres, personas refugiadas, migrantes, personas con discapacidad, niñez, adolescentes y personas jóvenes.
  • Hay poco financiamiento para generar acciones climáticas que reduzcan la vulnerabilidad de los grupos mencionados en el punto anterior.
  • Existe una afectación directa sobre los derechos humanos y la paz, como son el derecho a la dignidad humana, al agua, a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, a la educación, a la vivienda, a la salud, al trabajo decente, a la inserción socioeconómica de las personas migrantes (en especial migrantes climáticos), a la igualdad, a la justicia, al acceso a la tierra y a la paz.
  • Existe un incumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño, siendo este un sector de la población a nivel regional más afectado por el cambio climático.

Consideramos que los retos son:

  • Promover acciones que aumenten la resiliencia y reduzcan el riesgo de las poblaciones vulnerables.
  • Generar financiamiento para la ejecución de acciones climáticas para el impacto sobre las poblaciones vulnerables.
  • Que los Gobiernos Nacionales y Locales trabajen en acciones climáticas siguiendo un enfoque de derechos humanos, considerando la integridad ecológica de cada lugar.
  • Preservar los territorios indígenas para la conservación ecosistémica.

Nuestro rol:

  • Incluir a las poblaciones vulnerables ante el cambio climático en nuestros ejes de acción.
  • Generar información accesible que permita trabajar con poblaciones vulnerables.
  • Exigir financiamiento para que los Gobiernos Nacionales y Locales puedan garantizar los derechos humanos de las poblaciones con mayor vulnerabilidad ante el cambio climático, enfatizando en los derechos de la niñez.
  • Exigir que los Gobiernos Locales y Nacionales, en conjunto con sociedad civil, trabajen en sus acciones el enfoque de derechos humanos considerando las necesidades ecosistémicas de cada lugar.

Finalmente, con todo el material, producto de las mesas de trabajo realizadas y lo expuesto en los distintos foros se llevó a cabo la Declaratoria de Juventudes de América Latina frente al Cambio Climático en el marco de la reunión preparatoria de la Vigésimo Quinta Conferencia de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Esta declaratoria incluye las perspectivas de los y las 86 participantes que representaron en esta ejercicio a las juventudes de los distintos sectores de Costa Rica y otros países como México, Chile y Guatemala además de las opiniones de 505 participantes de la consulta virtual realizada previa a la PreCOP25.

Esta declaratoria fue presentada frente a la plenaria de la PreCOP 25 frente a representantes de los países asistentes quienes son tomadores de decisiones referentes a cambio climático y también a representantes de distintas Organizaciones Nacionales e Internacionales.

Me gustaría recalcar que los principios éticos de La Carta de la Tierra fueron altamente tomados en cuenta tanto en las mesas de trabajo como en las conclusiones que finalmente fueron escritas en la declaratoria final, incluso, hace mención a la Carta de la Tierra como parte de la conclusión presentada al citar los siguiente: “ Dados los resultados anteriores, frutos de la participación y el compromiso en dos grandes consultas; y compartiendo plenamente lo indicado por Carta de la Tierra al decir que “la alianza entre gobiernos, sociedad civil y empresas, es esencial para la gobernabilidad efectiva” es que nosotros, representantes de las diversas juventudes de nuestra América Latina, de forma vehemente pedimos a los gobiernos el establecer mecanismos de participación real y efectiva de las personas jóvenes” (Declaratoria de Juventudes de América Latina frente al Cambio Climático, 2019).

Esto demuestra que, sin duda, los pilares y principios éticos propuestos por la Carta de la Tierra son esenciales para tomar acción, tomar decisiones e identificar los distintos desafíos tanto locales como nacionales y globales. Son una excelente guía para seguir el camino a la sostenibilidad.

Me parece que la ejecución de este tipo de ejercicios tan importantes como lo es la inclusión de las personas jóvenes en estas conferencias de alta importancia a nivel mundial y la disponibilidad de los espacios dirigidos a escuchar la voz de las juventudes es sumamente relevante y esencial en la toma de decisiones frente al cambio climático. Ya que, en muchas ocasiones es esta población quien se ve más afectada y la que ha sido menos escuchada a lo largo de la historia y sin embargo, somos la generación que más está luchando por salvar nuestro mundo, por transformarnos en una sociedad en donde prevalezca el respeto por los ecosistemas, un estilo de vida sostenible en todos sus ámbitos y personas cada vez más conciencia en que el cambio climático existe y tiene consecuencias graves a corto y largo plazo, conciencia de que el tiempo que tenemos para cambiar nuestros hábitos es muy corto.

Nuestro siguiente reto es seguir informando sobre el cambio climático y la acción climática uniendo esfuerzos entre la juventud de Costa Rica, es por eso que, posterior a la PreCOP se formó la Red de Juventudes y cambio Climático de Costa Rica en la cual participo en la coordinación de proyectos y en la que los Jóvenes Líderes de La Carta de la Tierra forman parte también. Nuestras metas principales consisten en lograr una segunda Local COY el próximo año en la que más jóvenes puedan participar y podamos tener una significativa delegación que represente a Costa Rica en la próxima COP sobre Cambio Climático y no dejar a nadie atrás, que todos los sectores del país tengan voz y sean escuchados y escuchadas y también buscamos fomentar la unión de esfuerzos de las juventudes, así como la alianza intersectorial e intergeneracional para impulsar proyecto e ideas para combatir el cambio climático.

Para leer la declaratoria completa puede acceder aquí:https://drive.google.com/…/11OGCk8YXNZoFdYZCC0BZID0WgPRIlIL-

Para conocer más sobre la Red de Juventudes y Cambio Climático de Costa Rica puede seguir nuestra página en Facebook:  https://www.facebook.com/lcoycr/