Estados Unidos de América

usaLa Carta de la Tierra se arraigó en los EE.UU. en 1996, cuando el Centro de Respeto a la Vida y del Medio Ambiente (CRLE) organizó una primera reunión de la Carta de la Tierra para crear conciencia y apoyar el proceso de consulta de la Carta de la Tierra. John Hoyt, Director Ejecutivo de la Sociedad Humana de Estados Unidos, Bella Abzug, Presidente de WEDO (Mujer, Medio Ambiente y Organización para el Desarrollo) y Steven Rockefeller, Presidente del Comité de Redacción de la Carta de la Tierra, participaron junto con otras personas en este evento especial que tuvo lugar en Washington y que fue organizado bajo el liderato de Rick de CRLE.
En el año 1999 CRLE continuó organizando eventos y publicando materiales a través de la Ética de la Tierra relacionada con la Carta de la Tierra. Se estableció La Carta de la Tierra EE.UU., una organización formal sin fines de lucro, y se lanzó una campaña de la Carta de la Tierra para involucrar a las organizaciones no gubernamentales, a las Universidades y a otros grupos en el proceso de redacción de la CT.
En abril del 2000, activistas de todo los EE.UU. se reunieron en el área de Washington, DC para celebrar la Conferencia Nacional de la Carta de la Tierra EE.UU.. Entre los participantes se encontraba el Presidente del Comité de Redacción de la Carta de la Tierra Internacional, Steven Rockefeller, el Presidente de la Carta de la Tierra EE.UU. y el ex presidente de la Sociedad Humana de Estados Unidos, John Hoyt, entre otros líderes clave.
Luego de que de Jan Roberts, fundador de la Carta de la Tierra Estados Unidos, se enteró de la Carta de la Tierra en una sesión del proceso de redacción de la CT en Asís, Italia en julio de 1999, estableció un proceso para involucrar a las personas de las comunidades de todo los EE.UU.. El objetivo fue sensibilizar e involucrar a líderes comunitarios locales, incluyendo a las personas sin afiliación a ninguna organización o institución. Ellos formaron un comité de Comunidad Local de la Carta de la Tierra en Tampa, Florida, para organizar Cumbres de Comunidades Locales CT simultáneamente en tantas ciudades como fuese posible y que se conectarían por satélite. Desde la primera Cumbre de la Comunidad Local CT, que se celebró en setiembre del 2001, estos esfuerzos persisten y han generado muchas ramificaciones e iniciativas paralelas.
Hubo actividad en todo el EE.UU. en 2014. La Universidad de Wisconsin Oshkosh celebró su semana Carta de la Tierra de nuevo. Ha estado haciéndolo durante una década. La Carta de la Tierra de Indiana ha estado ocupado con actividades climáticas, participando en marchas y en esfuerzos legislativos y publicando regularmente sobre la Carta de la Tierra. La Universidad Florida Gulf Coast, afiliada de la CT en Florida, continuó utilizando la Carta de la Tierra en gran medida y en su integración más profundamente en el plan de estudios básico.

En el 2013 hubo una serie de actividades en los Estados Unidos de América, algunas a través de Afiliados, otras a través de nuevos socios y muchas actividades de la Carta de la Tierra que se llevan a cabo de forma independiente. La Carta de la Tierra de Estados Unidos llevó a cabo la quinta ceremonia anual del Premio Sostenibilidad Empresarial, que celebra a 13 empresas y que tuvo una asistencia de más de 200 personas.
Otro Afiliado de la Carta de la Tierra, la Universidad Florida Gulf Coast (FGCU) y su Centro de Educación Ambiental y de Sostenibilidad, continuaron implementando la Carta de la Tierra en distintos niveles por medio de diversos programas e iniciativas educativas. En el año académico del 2012-2013, la Universidad otorgó 10 pequeños subsidios de la Carta de la Tierra a profesores y personal del centro. FGCU también creó una nueva iniciativa, una Comunidad Aprender y Vivir (LLC) titulada “Liderazgo a través del Servicio.” Otra pequeña donación ayudó a financiar el desarrollo de un curso interdisciplinario, en el extranjero, de aprendizaje de servicio e impartido por un equipo, que fue implementado a través de dos semestres e incluso involucró el estudio en el extranjero, específicamente en Costa Rica. La edición de 2013 del Centro de Educación Ambiental y de Sostenibilidad de la FGCU presentó a la poeta María Oliver, ganadora del premio Pulitzer.

En el 2004 se desarrolló una herramienta de software para el uso de las comunidades interesadas en el desarrollo de programas de sostenibilidad llamada Herramienta de Acción de la Comunidad Carta de la Tierra (EarthCAT). Esta herramienta es una guía diseñada para proveer a las comunidades con un marco que les permita identificar sus propias prioridades y enfoques en su trabajo hacia un futuro sostenible. La EarthCAT ofrece una metodología clara para la definición de objetivos y metas, el desarrollo de estrategias y para la medición del progreso. Es una herramienta fácil de usar que proporciona instrucciones prácticas y el contexto teórico para cada paso.
En mayo del 2002 se llevó a cabo un excepcional simposio académico, co-patrocinado por la Fundación Chewonki, El Centro para el Respeto a la Vida y el Medio Ambiente y los Líderes Universitarios para un Futuro Sostenible, en Wiscasset, Maine, EE.UU. El tema central de la organización fue la implicación de la Carta de la Tierra en la educación superior.

La Revista YES! desarrolló un plan de estudios y una guía de la Carta de la Tierra para educadores. Miles de profesores forman parte de esta red de educación. La Revista YES! es una publicación progresiva cuatrimestral trimestral, que se publica sin anuncios y que tiene circulación internacional. La Revista YES! continúa colaborando con la CTI en la actualidad.

Las Cumbres de la Comunidad de la Carta de la Tierra inspiraron el proyecto de Scouts de la Tierra, que desarrollaron una interesante guía a inicios del año 2000. La Guía de Scouts de la Tierra se basa en un entorno de aprendizaje cooperativo que permite a los niños y jóvenes tomar un papel activo en las principales actividades de los Scouts de la Tierra. Está escrito en un estilo conversacional y útil, por lo que tanto los adultos como los jóvenes pueden entenderlo fácilmente y lo consideran agradable de usar.

Comparte acciones positivas

Descargue nuestra nueva aplicación y únase a las personas que ajustan y mapean cada acción y solución que contribuyen a los objetivos de desarrollo sostenible.