News

Interinstitucionalidad en la aplicación de los Objetivos del Desarrollo Sostenible en Costa Rica

Los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) son aquellas metas que se han propuesto para que la sociedad sea prospera económicamente y amigable con el ambiente, de manera que todas las personas puedan vivir en armonía. La meta es que los ODS sean la base para desarrollar proyectos en distintas áreas de la sociedad, y una de las ventajas de los ODS es que se pueden trabajar relacionándolos entre sí como un apoyo para alcanzar la meta deseada. Es acá donde se puede pensar en los ODS como una base para proponer políticas nacionales con el fin de que los gobiernos puedan alcanzar un adecuado desarrollo sostenible, tanto para sus habitantes como para el ambiente en el que estos residen.

En el caso de Costa Rica, reconocido como un país verde, donde la conservación del ambiente ha sido inspiración incluso para otros países en el mundo en temáticas conservacionistas, no queda exento de situación donde hay desequilibrios que atañen a su población como al mismo ambiente que lo ha hecho famoso a nivel mundial. En muchas ocasiones las instituciones del estado no se logran articular para trabajar en equipo y cada una trabaja por su lado.

Por ejemplo, el caso de la regionalización y planificación, donde se estableció en el año 1985 el Decreto Ejecutivo 16068-PLAN la regionalización oficial de Costa Rica, indicando que el país se divide en las regiones llamadas Central, Chorotega, Pacífico Central, Brunca, Huetar Atlántica, Huetar Norte. Además, mediante reformas a dicho decreto se crearon las regiones Provincia de Heredia y Provincia de Cartago en 1992 y 1993 respectivamente. Esta normativa es la oficial para el desarrollo económico y social del país.

mesa

Mesas de trabajo con los ODS. (Fuente: fotos facilitadas por organizadores del taller)

El problema es que las instituciones públicas no siempre siguen la regionalización oficial ya que estas instauran una regionalización propia que llega a ser una mezcla de segmentos de estas regiones. Por ejemplo, el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) quien es la institución que se encarga de temas ambientales como áreas silvestres protegidas y conservación de flora, fauna, recurso hídrico, entre otros, trabaja con 11 regiones llamadas Áreas de Conservación, las cuales son grandes extensiones delimitadas tomando en cuenta bioclimas y cuencas hidrográficas, de manera que estos no queden divididos. Como se mencionó anteriormente, estás Áreas de Conservación no siguen lo establecido en la normativa oficial, y así sucede con otras instituciones públicas.

Las instituciones del gobierno logran trabajar en equipo, pero en ocasiones no dan abasto, y esto se convierte en una limitante para implementar los ODS. Es por esto que a inicios del 2018 se desarrollo un taller interinstitucional que tenía el objetivo de buscar que las instituciones públicas reconocieran el papel que tenían en el desarrollo del país y como pueden dar su aporte mediante la implementación de los ODS. Uno de los hallazgos es que hay instituciones públicas que tienen bajo interés y alto poder en desarrollar proyectos en beneficio del país, así como otros tienen alto interés y bajo poder, lo que conlleva a que no se dé el desarrollo adecuado que necesita Costa Rica.

dennis

Participantes del taller. (Fuente: fotos facilitadas por organizadores del taller)

El pasado mes de mayo se llevó a cabo el Taller sobre políticas y estrategias integradas para los ODS, el cual fue  la segunda parte de este taller interinstitucional, donde se dieron a conocer en primera instancia los resultados obtenidos en el primer taller y de las oportunidades que hay para implementar los ODS en estrategias y programas estatales. En el Taller sobre políticas y estrategias integradas para los ODS se utilizó una metodología comparativa desarrollada por el International Council for Science (ICSU), la cual determina la influencia que tiene un ODS sobre otro para que una acción pueda llevarse a cabo. Con esto se obtuvo que los ODS 4, 8, 9, 11 y 13 son aquellos en los que se deben plantear estrategias gubernamentales e interinstitucionales para beneficiar a la sociedad costarricense.

Entre las estrategias están mejoras en sistemas educativos, mejoras en la infraestructura pública y medios de transporte, planes de manejo y ordenamiento territorial y articulación territorial, y destaca la mención de la Educación para el Desarrollo Sostenible como la base para que las estrategias planteadas puedan llevarse a cabo, además, se menciona que el Ordenamiento Territorial debe ser primordial como mecanismo que permita el Desarrollo Sostenible de la mano del cuidado del ambiente en el país.

En la siguiente etapa se buscará como aterrizar las estrategias planteadas en acciones concretas que puedan ser usadas por el gobierno como políticas estatales para beneficiar a la ciudadanía mediante la implementación de los ODS en estas políticas.

Este taller, aunque fue poco conocido, es un antecedente acerca como las instituciones públicas pueden trabajar de la mano unas con otras en busca de un objetivo común, además, permite establecer los nexos necesarios para que el gobierno pueda cumplir con los ODS. Es necesario tomar en cuenta la importancia del Ordenamiento Territorial y la Educación para el Desarrollo Sostenible, ya que las acciones del ser humano se ven reflejadas en el territorio, y cualquier mala acción realizada será un impacto positivo o negativo que afectará a la sociedad y al ambiente que los rodea.

Escrito por: Dennis Pérez-Umaña
Licenciado en Ciencias Geográficas con énfasis en Ordenamiento Territorial
Red de Jóvenes Líderes de la Carta de la Tierra
Red de Líderes en Educación para el Desarrollo Sostenible de UNESCO