News

Nueva resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas avanza la propuesta de Francia de un Pacto Mundial para el Medio Ambiente

IMG_9425En junio del 2017, el gobierno de Francia presentó un borrador del Pacto Mundial para el Medio Ambiente, como una propuesta para un nuevo instrumento jurídicamente vinculante sobre los principios del Derecho Ambiental Internacional. Menos de un año después, la Asamblea General de las Naciones Unidas adopta una resolución para avanzar en un proceso para desarrollar y acordar dicho Pacto. Esto demuestra el liderazgo excepcional y las habilidades diplomáticas del gobierno francés.

El 10 de mayo de 2018, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución “Hacia un Pacto Mundial por el Medio Ambiente” (documento A / 72 / L.51) con 143 votos a favor del documento, mientras que solo seis países votaron en contra y otros seis se abstuvieron. Este esfuerzo recibió un apoyo casi unánime. La resolución abre el camino para la negociación de este nuevo Pacto y establece un grupo de trabajo especial para identificar vacíos en el Derecho Ambiental Internacional. Las sesiones del grupo ad hoc estarán abiertas para todos los estados miembros y ONG relevantes.

Mientras que el representante francés F. Delattre afirma que es hora de asumir nuevas responsabilidades, los representantes de los países que votaron en contra de la resolución creen que hay suficientes acuerdos y políticas y la necesidad es centrarse en la implementación y mejor articulación de los instrumentos existentes.

IMG_9424Por su lado, Rusia y Filipinas destacaron el papel de la Agenda 2030 como un marco integral ya existente. El representante de Rusia, S. Kononuchenko, señaló que ya tenemos más de 1.000 instrumentos para proteger el medio ambiente y que la atención debe centrarse en su implementación, en lugar de la creación de otros nuevos. El representante de los Estados Unidos, M. Simonoff, afirmó que esta iniciativa no debía perturbar los compromisos ambientales existentes y que la redacción del documento no debía perjudicar las deliberaciones.

Como se afirma en la Carta de la Tierra, “Con el objeto de construir una comunidad global sostenible, las naciones del mundo deben renovar su compromiso con las Naciones Unidas, cumplir con sus obligaciones bajo los acuerdos internacionales existentes y apoyar la implementación de los principios de la Carta de la Tierra, por medio de un instrumento internacional legalmente vinculante sobre medio ambiente y desarrollo“.

En este contexto, la creación del grupo de trabajo para la identificación de vacíos y desafíos en el régimen actual para la protección del medio ambiente, es un acontecimiento bienvenido. Sin embargo, la tarea debe combinar el trabajo del desarrollo de este nuevo instrumento, construyendo sobre lo que ya existe, y sobretodo con el objetivo de mejorar los mecanismos de implementación de los instrumentos existentes.

Este esfuerzo se basa en el trabajo sobresaliente que la UICN ha desarrollado a lo largo de los años en la redacción del Pacto de la UICN sobre Medio Ambiente y Desarrollo, la Resolución de la UICN de 2004 sobre la Carta de la Tierra y la Declaración Mundial sobre el Estado de Derecho Ambiental de la UICN de 2016.

No hay duda de que hay sinergias entre los esfuerzos del Pacto Global y la Carta de la Tierra. Se espera que el proceso del Pacto Global adoptará un lenguaje explícito sobre la integridad ecológica y una fuerte sostenibilidad. En 2012, se realizó un estudio para encontrar los vínculos entre los principios de la Carta de la Tierra y los instrumentos de Derecho Internacional. Esta publicación fue la base de una investigación doctoral desarrollada por Maria Elisa Febres. Dicho documento puede ser encontrado haciendo clic aquí.

Para más información sobre la Resolución de la Asamblea General de la ONU adoptada la semana pasada ingrese aquí.

Vea la resolución adoptada aquí.

Ver artículo anterior sobre el Pacto Global para el Medio Ambiente y su Superposición con la Carta de la Tierra.