News

Encíclica Laudato si’ y la Carta de la Tierra

Papa Cita Encíclica La Carta de la Tierra Internacional se une a las millones de personas  y organizaciones que han felicitado al Papa Francisco y se encuentran esperanzadas por la publicación de la muy esperada Carta Encíclica Laudato Si’ sobre el Cuidado de la Casa Común, la cual resuena de manera significativa con la visión ética propuesta en la Carta de la Tierra.

Esta Encíclica ha generado una gran expectativa y comentarios alrededor del mundo, donde líderes mundiales están expresando su beneplácito por este documento de la doctrina social de la Iglesia Católica, la cual tendrá una gran influencia especialmente en las negociaciones sobre cambio climático en la COP 21 en París, pero también en la transición hacia un nuevo paradigma de convivencia humana con su entorno.   El mismo hace un llamado a cultivar y custodiar con responsabilidad la creación, con especial atención a los más pobres, que son los que más sufren las consecuencias de los daños ambientales.

Para la red global de la Carta de la Tierra este documento es de suma importancia, ya que el Papa Francisco hace una referencia explícita a la Carta de la Tierra en el párrafo 207, que está en el Capítulo Sexto sobre Educación y Espiritualidad Ecológica:

207. La Carta de la Tierra nos invitaba a todos a dejar atrás una etapa de autodestrucción y a comenzar de nuevo, pero todavía no hemos desarrollado una conciencia universal que lo haga posible. Por eso me atrevo a proponer nuevamente aquel precioso desafío: «Como nunca antes en la historia, el destino común nos hace un llamado a buscar un nuevo comienzo […] Que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el despertar de una nueva reverencia ante la vida; por la firme resolución de alcanzar la sostenibilidad; por el aceleramiento en la lucha por la justicia y la paz y por la alegre celebración de la vida»

Mensajes centrales

La Encíclica resalta la ética del cuidado que es central en la Carta de la Tierra, además enfatiza algunos temas importantes enmarcados en la Carta como el principio de la responsabilidad universal, la interdependencia, el bien común, la justicia económica y social y el principio precautorio, entre otros. Estos son principios que deben fundamentar una nueva conciencia global, así como lo afirma el Capítulo Sexto sobre Educación y Espiritualidad Ecológica: “Muchas cosas tienen que reorientar su rumbo, pero ante todo la humanidad necesita cambiar. Hace falta la conciencia de un origen común, de una pertenencia mutua y de un futuro compartido por todos. Esta conciencia básica permitiría el desarrollo de nuevas convicciones, actitudes y formas de vida”.

De acuerdo al comunicado de prensa de Radio Vaticana, una pregunta central en Laudato Si es: «¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan, a los niños que están creciendo?» (n. 160).  El Papa afirma que: «Esta pregunta no afecta sólo al ambiente de manera aislada, porque no se puede plantear la cuestión de modo fragmentario», sino que nos conduce a interrogarnos sobre el sentido de la existencia y el valor de la vida social: «¿Para qué pasamos por este mundo? ¿para qué vinimos a esta vida? ¿para qué trabajamos y luchamos? ¿para qué nos necesita esta tierra?». «Si no nos planteamos estas preguntas de fondo» –afirma el Pontífice – «no creo que nuestras preocupaciones ecológicas puedan obtener resultados importantes».

¿Qué son las Cartas Encíclicas y cuál es su importancia?

Las encíclicas son cartas públicas y formales del Sumo Pontífice que expresan su enseñanza en materia de gran importancia (ref. Catholic.net).  De acuerdo con Mary Evelyn Tucker, co Directora del Foro de Religión y Ecología de la Universidad de Yale, las cartas encíclicas son los documentos de enseñanza más importantes para la Iglesia Católica, en este sentido, Laudato Si tendrá una influencia muy grande no solo para los 1.2 billones de Católicos en el mundo, sino para billones de Cristianos de otras denominaciones.

Sin embargo, cuando tratan con cuestiones sociales, económicas o políticas, son dirigidas comúnmente no solo a los católicos, sino a todos los hombres y mujeres del mundo, especialmente a líderes mundiales, sin importar su religión.  Esta es la primera vez que una Encíclica trata el tema de ambiente y sostenibilidad, por esta razón, y por la gran popularidad del Papa Francisco, se ha generado una gran expectativa alrededor de este documento.

En diversas declaraciones, publicadas en el New York Times, el Papa Francisco ha dejado claro que espera que esta Encíclica influya en las políticas energéticas y económicas, además que estimule un movimiento global para la sostenibilidad, haciendo un llamado a las personas a poner presión a los políticos para lograr cambios.

En la Carta de la Tierra Internacional continuaremos analizando el trasfondo de esta Encíclica, y la forma en que podemos unir esfuerzos para visibilizar la dimensión ética y moral de los retos ambientales y de sostenibilidad que estamos enfrentando como humanidad, para buscar soluciones integrales y un cambio de paradigma hacia una sociedad más justa, sostenible y pacífica.

Encuentre el texto completo de la Carta Encíclica Laudato Si en este link.

Los siguientes son artículos que comentan esta Encíclica y su importancia: